Noticias

¿Cómo sería tu habitación de hotel ideal? Pequeños detalles que marcan la diferencia.

16/12/2020 Decoración para hoteles y casas rurales
¿Cómo sería tu habitación de hotel ideal? Pequeños detalles que marcan la diferencia.

Aunque los clientes de cualquier alojamiento rural quieren sentirse como en casa cuando reservan una habitación, paradójicamente buscan también algún componente de emoción: quieren encontrar elementos sorpresa y servicios que no tienen en su dormitorio habitual y que les hacen especiales por unos días.

Estos factores «extraordinarios» deberían reflejarse, sin lugar a dudas, en la web del hotel a través de los textos y las fotos  con el fin convencer al cliente potencial –ahí entra en escena el papel y las técnicas del copywriting– .

Una vez que tenemos claro los imprescindibles de una habitación – obviamente, un buen colchón, la iluminación íntima, un baño amplio y bien equipado , las vistas o la perfecta armonía en revestimientos y colores–, ¿cuáles podrían ser esos recursos-sorpresa que pueden convertir la habitación en un pequeño oasis donde olvidarse del mundo?

Te propongo a continuación algunas propuestas decó, así como pequeños detalles en servicios, que valoran muchos viajeros al llegar a su estancia.

  • Una bañera exenta a los pies de la cama o junto a la ventana. Una idea que atrae a clientes románticos y que está de plena tendencia en los mejores hoteles. Acompáñala  de una grifería antigua o unas cortinas de trama densa para darle teatralidad. 



  • Colores en calma que al mismo tiempo provoquen emoción y sean novedad. Vestir las paredes de azul inglés (el Classic Blue 2020) o el nuevo naranja «Roma» puede ser todo un acierto si lo combinas con muebles de maderas oscuras. También puedes darle fantasía con papeles pintados que hablen del entorno del hotel.
  • Flores frescas: un ramo silvestre, lavanda, margaritas, hojas de eucalipto… Elige una planta del entorno para llevar su aroma al dormitorio. 



  • Amenities inusuales: a los básicos como el jabón y el champú se pueden añadir otros artículos que no esperan, como por ejemplo colonia fresca, sales para un baño relajante o incienso para crear una atmósfera única. 
  • Una kettle para hacer infusiones naturales al caer la noche. Junto con la cafetera, es una de las piezas más apreciadas por los huéspedes en los meses más fríos.
  • Un perfume de hogar, en dosificador, para refrescar las sábanas antes de acostarse.

    En definitiva, pequeños caprichos que hacen la estancia más agradable y que regalan al cliente momentos únicos para llevarse de recuerdo. Y el consejo del copywriting: ¡No olvides hablar de ellos en la web!


Gema Marcos

Soy periodista y trabajo como redactora y copywriter. Me he especializado en reportajes, publirreportajes y contenidos de hoteles, interiorismo y gastronomía.

contacto
info@gemamarcos.com
656 657 638
Diseñado por minimol